“QUERIDOS REYES MAGOS”…

“Queridos Reyes Magos”…

Este año, todos los seres humanos os pedimos lo mismo. Hemos vivido algo sin precedentes, que nunca creímos que sucedería, y que nos ha hecho sentir lo pequeños que somos. 

Nosotros, que nos creíamos la especie “dominante”, hemos comprobado con la peor de las pandemias lo interdependientes que somos del resto de seres vivos, y cómo algo que parece minúsculo, puede cambiar nuestra vida en tan poco tiempo.

Podríamos ver esto como el resultado del efecto mariposa (el principio según el cual el aleteo de una mariposa puede provocar un huracán en otra parte del mundo), solo que esta vez ha sido un virus lo que nos ha asolado.

Nuestra forma de menospreciar lo que no es visible, o lo que nos resulta lejano, nos ha pasado factura, como tantas y tantas veces aunque el efecto no sea tan inmediato. Pero es algo que vemos constantemente a nuestro alrededor: somos ciegos a la pobreza, a las desigualdades, al deterioro medioambiental… Sin darnos cuenta de que todo, absolutamente todo lo que hacemos (u omitimos hacer) tiene consecuencias.

Por eso este año queremos pedir algo común para todos, y es que todo vuelva a la normalidad. Pero nosotras no queremos la normalidad que teníamos antes, sino aprender de lo que ha sucedido.

Pedimos que acabe este virus, pero también pedimos igualdad, justicia social, conciencia ecológica, y por supuesto que VioletaBIO llegue muy lejos con el mensaje que queremos transmitir: que hay otra forma de hacer las cosas, y que entre todos podemos poner nuestro granito de arena para conseguir un mundo mejor, más justo y sostenible.

Esperamos que esta sea una noche llena de magia e ilusión para todos y especialmente nos acordamos de los niños que desgraciadamente no tendrán regalos hoy. Ojalá que al menos tengan amor y alguien que les explique que las tradiciones no son más que una mera forma de recordarnos las cosas que deberíamos tener presentes todos los días: que lo importante no es lo material, sino lo que es intangible de la vida; el entusiasmo por todo lo bueno y bonito que encontremos en nuestro breve paso por aquí.

Queridos Reyes, sabemos que no podemos recuperar el tiempo perdido, pero sí podemos mirar hacia el futuro con esperanza.

Tendréis agua para los camellos y dulces en la ventana 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies